¿Qué amante de la naturaleza no ha visto en alguna ocasión un aleteo amarillo y negro, fugaz, pasando por encima de hinojos y otras plantas ruderales en flor? La protagonista del mes es la culpable de este aleteo, se nos ha infiltrado en la web de mariposas nocturnas, una diurna de envergadura, una de las más grandes de nuestras mariposas, la gran Papilio machaon.
Con una envergadura alar de 85 mm, la machaon o mariposa rey es una de las mariposas más espectaculares de la península y las Baleares, aunque también habita otras zonas del hemisferio norte. La podemos encontrar por toda Europa exceptuando las islas atlánticas (aunque si que está presente en el sureste de Inglaterra), noreste de Africa, Oriente Medio, Próximo Oriente, en la zona templada de Asia, y en diferentes zonas de América del Norte, donde se encuentran sus diferentes subespecies.

Dibuix d'Albert Fernández Chacón
Dibujo de Albert Fernández Chacón

La machaon posee un vistoso diseño de coloración amarilla y negra. Sus alas posteriores poseen varias manchas azules y una de coloración rojo, en cada ala, que forma el ocelo. La parte caudal de las alas aparecen unas prolongaciones llamadas “colas”.
La podemos observar durante diferentes épocas del año, ya que posee de dos a tres generaciones anuales: una en primavera, en la cual las orugas se desarrollan entre marzo y junio y otra en verano-otoño, en la cual el desarrollo ocurre de agosto hasta octubre. En años más cálidos puede aparecer otra tercera generación.
La mariposa adulta pone huevos de 1 a 1,5 mm de diámetro en las plantas nutricias. Es decir, las plantas que servirán de alimento a sus orugas.
Hay descritas un gran número de plantas que sirven de alimento a las orugas de Papilio machaon. Entre ellas destacan algunas de la familia Umbiliferas como las zanahorias, el hinojo, daucus o ferula. Otra planta de la que se alimentan es de ruda. Pero, ¿como es posible esto, si la ruda es una planta con un alto contenido de tóxicos en su composición? Pues esto courre porque la oruga de Papilio machaon ha desarrollado resistencia a sus tóxicos excluyendo así, la competencia de cualquier otro insecto. Este es un caso ejemplar de fenómeno evolutivo llamado “coevolución antagonista”.
Autora: Mika Noguera. Papilio machaon.
Cuando el huevo eclosiona, la oruga es de color negro y está cubierta de vellosidades. Al ir creciendo y pasando por diferentes procesos de muda, la larva va cambiando de color. A los 7 días aparece un punteado naranja en fondo blanco y negro. El desarrollo se completa a los 22 días, aunque este periodo varia dependiendo de las condiciones ambientales a las que estén sometidas.

Al final de este periodo la oruga se coloca con la cabeza hacia abajo y va construyendo una almohada sedosa sobre el tejido de la planta sobre la cual se alimenta, sobre esta “almohada” se fijará la crisálida, anclándose también de un “arnés” llamado cíngulo de seda. Cuando termina de fabricar estas estructuras de seda, la oruga permanece inmóvil y su piel se va rasgando desde la cabeza hacia atrás, emergiendo de su interior la crisálida.
Autora: Mika Noguera. Papilio machaon
En esta etapa el individuo se recubre de un caparazón que se va endureciendo. Este periodo varía mucho, y si coincide con el periodo de frío el animal pasa a una etapa de hibernación en el que permanece hasta la primavera. Al final de esta etapa, el tegumento adquiere transparencia y se pueden observar los colores amarillo y negro que tendrá la mariposa en su fase adulta. El abdomen se va dilatando y la crisálida eclosiona en 10-15 segundos. La mariposa permenecerá quieta durante 2 horas aproximadamente secándose y desplegando totalmente sus alas. Al principio los vuelos suelen ser cortos y torpes hasta que la mariposa ha tomado experiencia. Llegada a este punto, es complicado encontrarla completamente parada y resulta difícil acercarse sin que emprenda el vuelo.

El principal peligro al que está sujeta la machaon es el ser humano, nuestros intensos métodos agrarios, y la obsesión por eliminar todo insecto que pueda dañar sus cultivos. Pero existen otros peligros -naturales- para nuestra querida mariposa. Las especies de dípteros pertenecientes al grupo Tachinidae suponen una gran amenaza para la machaon. Las hembras de estas moscas depositan sus huevos sobre la oruga, con el tiempo, las larvas del díptero eclosionan y comienzan a devorar la oruga por dentro. Otro problema para la machaon son las avispas icneumónidas que atacan la fase de crisálida, alimentándose de ella. Otros depredadores son anfibios, aves…que pueden alimentarse de cualquier fase. Podéis encontrar más información sobre la red trófica de las mariposas aquí.

Gracias a la colaboración de Clara Vignolo (Dep. de Biodiversidad y Conservación del IMEDEA (CSIC-UIB)) para esta publicación.

Share →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *